miércoles, 1 de junio de 2011


 

MONARQUÍA:
La monarquía es la etapa institucional de Roma que se extiende desde su fundación por Rómulo, el primer rey, hasta la caída de Tarquino, el soberbio, en el año 509 A. de C.
La poesía épica y la historiografía latina nos dan de los orígenes y primeros siglos de Roma una versión en que abunda el elemento legendario (especialmente en el tema de la fundación de la ciudad).

La monarquía es una forma de gobierno de un estado (aunque en muchas ocasiones es definida como forma de Estado en contraposición a la República) en la que la jefatura del estado o cargo supremo es:
personal, y estrictamente unipersonal (en algunos casos históricos se han dado diarquías, triunviratos, tetrarquías, y en muchas ocasiones se establecen regencias formales en caso de minoría o incapacidad o valimientos informales por propia voluntad).
vitalicia (en algunos casos históricos existieron magistraturas temporales con funciones similares, como la dictadura romana, y en muchos casos se produce la abdicación voluntaria o el derrocamiento o destronamiento forzoso, que puede o no ir acompañado del regicidio).
y designada según un orden hereditario (monarquía hereditaria), aunque en algunos casos se elige, bien por cooptación del propio monarca, bien por un grupo selecto (monarquía electiva).

MONARQUÍA CONSTITUCIONAL:
Es una forma de gobierno donde el monarca ostenta la jefatura del estado. Es un poder de mediano carácter simbólico, puesto que se encuentra regulado por una ley, con frecuencia una constitución. También, se caracteriza porque el rey o la reina tienen un papel de moderador o árbitro en los conflictos políticos del Gobierno, habitualmente, elegido democráticamente.

Por oposición a la monarquía absoluta, la ciencia política distingue entre monarquía constitucional y monarquía parlamentaria. En las monarquías constitucionales, el rey conserva el poder soberano o bien lo comparte con el pueblo al que concede una serie de derechos mediante una carta otorgada
constitución. En cambio, en las monarquías parlamentarias la soberanía reside, en su práctica totalidad, en la voluntad popular, siendo el monarca una figura esencialmente simbólica. El ejemplo clásico de monarquía constitucional es el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, que no posee una constitución codificada, sino un grupo de leyes que forman su constitución.
Aunque las actuales monarquías constitucionales son en su mayoría representativas de sistemas democráticos (monarquías constitucionales democráticas), históricamente no siempre ha sido así. Muchas de las monarquías han coexistido con constituciones fascistas (o en la práctica fascistas) como en Italia (desde 1861, una monarquía constitucional regida por el Estatuto Albertino de 1848, pero que a partir de 1922 convivió con el régimen dictatorial de Benito Mussolini) o Japón (la Constitución japonesa de 1889 atribuía amplios poderes militares y políticos al emperador), o con dictaduras de Gobierno militar como en Tailandia, en 2007.

ORGANIZACIÓN POLÍTICA:
Se habría configurado como una monarquía que habría reposado en tres instituciones fundamentales: la magistratura, la Asamblea de los patres y la Asamblea popular, encarnadas por el rey o rex que presidía y resolvía, por el senado que aconsejaba y por el pueblo o comicio que discutía y asentía.
"El sistema monárquico de la primitiva organización institucional Romana no alcanzó a tener configuración de las monarquías territoriales de oriente porque si bien el rey tuvo gran preponderancia que ha hecho que esta forma de gobierno se le designe también con el término de reino, en realidad no puede hablarse de una autoridad que concentrara en su persona la suma de poderes sino más bien al encargado de administrar la comunidad y en el que la misma ha visto al hombre digno de ostentar la más alta magistratura" fue el rey.
A través de la historia muchos monarcas han ostentado poder absoluto, sirve para guardar el linaje real, a veces sobre la base de la supuesta divinidad. En el antiguo Egipto, por ejemplo, el faraón era una deidad, al igual que algunos gobernantes orientales (despotismo oriental). En otras civilizaciones, la dualidad de poderes poder temporal y poder espiritual, hacía surgir un rey civil, como el en sumerio, mientras que los templos eran controlados por una casta sacerdotal. La incorporación de funciones religiosas a ese
dirigente temporal terminó produciendo la figura del ensi.

v    En el caso de España quien reinstauró la monarquía fue el dictador Francisco Franco. La Ley de Sucesión de 1947 declaraba que España era un Estado constituido en reino, aunque formalmente sin una monarquía y un rey. Esta forma de Estado fue ratificada posteriormente por la Ley de Principios Fundamentales de 1958 y la Ley Orgánica de 1967. 

El 22 de julio de 1969, las Cortes Españolas designaron a Juan Carlos -nieto de Alfonso XIII e hijo de Juan, su quinto hijo- como sucesor de Francisco Franco, como resultado de una decisión suya y súbita, en la Jefatura del Estado, con el título de rey.
En la actual no, en la antigua en cierta forma tampoco. En cierta forma porque el poder legislativo lo tenia el rey y las cortes (a partir de 1800) y el ejecutivo el rey con derecho a veto y nombrar ministros (a partir de 1800) y el legislativo antes de 1800 no estava en poder de los tribunales. En la actual el rey solo firma lo que aprueba las cortes independientemente porque el rey no interviene. 

Su territorio, con capital en Madrid, ocupa la mayor parte de la península Ibérica, al que se añaden los archipiélagos de las islas Baleares (en el mar Mediterráneo occidental) y de las islas Canarias (en el océano Atlántico nororiental), así como en el norte del continente africano las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, además de los distritos y posesiones menores de las islas Chafarinas, el peñón de Vélez de la Gomera y el peñón de Alhucemas. El municipio de Llívia, rodeado totalmente por territorio francés, en los Pirineos, completa el conjunto de territorios junto con la isla de Alborán, las islas Columbretes y una serie de islas e islotes frente a sus propias costas.

Una monarquía es otra de las formas de gobierno (está gobernada por un rey y una reina)así como nosotros tenemos la forma representativa, republicana y federal. Es el gobierno hereditario de una persona sobre una nación. Pueden ser reinos, condados, principados, imperios, si el monarca es un rey, conde, príncipe o emperador. También existe la escala monárquica donde un emperador puede gobernar varios reinos, y un reino tiene principados, ducados, condados, etc. La monarquía actual es muy diferente. Aunque el poder ya no es creíble que le venga de Dios, es más bien una
v   tradición tener un rey, seguir las costumbres. Existen varios tipos de monarquías como las absolutas, donde la ley la impone el monarca y las representativas donde el rey es prácticamente un adorno y el poder lo ejerce un primer ministro u otro representante electo por pueblo. El origen de la monarquía es muy difícil de establecer, pero se cree que empieza con caudillos o jefes tribales en la edad de piedra. Cuando se inicia la agricultura y las tribus se establecen, es necesario establecer quién hace qué, y el que organiza esto es el rey. Muchos piensan que fueron organizaciones militares las que impusieron los reyes para mantener los ejércitos, yo pienso que fue de todo un poco. Monarquía es una forma de gobierno de un estado en la que el cargo supremo es vitalicio y comúnmente designado según un orden hereditario. Este cargo se denomina monarca en términos generales aunque este puede variar según la estructura jurídica del gobierno o la región, como rey o reina, emperador o emperatriz, zar o káiser.

La monarquía, surgió en primer lugar por la leyenda que el poder del rey procedía de Dios. Es decir en cierta forma Dios escogió a el rey para ser el representante de un país y así mandar sobre los demás de origen ascentral, tiene su fundamentación política en una supuesta idea teocéntrica desde la cual se identifica a un hombre o a una estirpe con los designios divinos sobre la humanidad. Esta proyección teista se ha mantenido en la civilización cristiana durante toda la edad media y el renacimiento, siendo contestada con la llegada de la edad moderna. La identificación del poder real como derivación del divino, más o menos mediatizada, fue lo que legitimó el poder absoluto de los monarcas. El tránsito del estado antiguo al moderno no es casual, el aspecto más determinante puede ser el de la revolución burguesa con el desarrollo incipiente de la cultura popular. Las ciencias y las letras pasan progresivamente de los ambientes clericales y aristocráticos a ser dominio del pueblo.
De las estructuras medievales, de total escisión entre la cultura, cultivada en los cenobios, el poder, en manos de una aristocracia clerical y guerrera, y la incultura, patrimonio del pueblo, no es extraño que surgiera una configuración de gobierno como la monarquía, ajena al pueblo, en cuyos entresijos de corte se resolvían las ambiciones de unos y otros.
Quizá la decapitación de la familia real tenga en la Revolución Francesa mucho más de símbolo que de ajusticiamiento: La antítesis de dos sistemas contradictorios.


1)     En qué circunstancias surge la monarquía?
2)     Cómo se evidencia actualmente?
3)     En la monarquía existe la división de poderes?
4)     La monarquía es un gobierno de interés publico o de un grupo?
5)     Quien toma las decisiones gubernamentales?
6)     Qué diferencia hay entre la monarquía y la dictadura?
7)     En el caso de España quien restauro la monarquía?
8)     Cuál es la diferencia entre monarquía absoluta y monarquía representativa?
9)     Cuál es la justificación religiosa de la monarquía?

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada